Por qué Twitter recomendó cambiar la contraseña de nuestras cuentas y cómo hacerlo

La polémica puso a Twitter bajo los reflectores hace menos de 24 horas: la red social del pajarito celeste descubrió un fallo de seguridad que habría puesto en riesgo las contraseñas de sus más de 330 millones de usuarios.

Ante esto la recomendación general es que todo usuario de la red social debería cambiar su contraseña a la brevedad posible. Derivado de esta situación es que tomamos la oportunidad en nuestra sección Xataka Basics México para apoyar a todo aquel interesado.

Así se cambia la contraseña

Es importante mencionar que la compañía ha dicho que la probabilidad de que verdaderamente la información haya salido de su sistema es mínima. No obstante, nunca está de más extremar precauciones.

Desde tu perfil, accede al menú principal y sigue la ruta Configuración y Privacidad > Contraseña para llegar a la pantalla que ves sobre estas líneas. Ahí deberás ingresar la contraseña actual de la cuenta y luego la nueva por duplicado, esto para evitar posibles errores en la escritura. Pulsa Guardar cambios cuando hayas terminado.

Listo. Habrás cambiado tu contraseña. Respecto a esto, es recomendable crear un password seguro, pero a la vez sencillo de recordar. La táctica por excelencia es hacer uso de palabras comunes en una oración, en vez de una sola palabra con mayúsculas, minúsculas, símbolos y demás.

Otros consejos

Además del cambio de contraseña, existen otras medidas que refuerzan la seguridad de la cuenta. La principal es la activación de la autentificación de dos pasos o como Twitter lo llama, verificación de inicio de sesión. Para esto, de nuevo vamos al menú principal en el perfil y en el apartado de Cuenta veremos la opción.

Al seleccionar la opción, Twitter pedirá verificar contraseña y luego lo mismo con el número telefónico registrado en la cuenta. Una vez hecho esto, llegará un código que deberá ser introducido para completar el registro en el sistema de autentificación de dos pasos.

Aparte de la verificación de dos pasos, desde el mismo menú podemos ver que existe la opción "Verificación de restablecimiento de contraseña" que básicamente solicita información personal en caso de querer restablecer el password. Igualmente es otra opción que vale la pena tener en cuenta y activar.

Finalmente, en la sección de Aplicaciones podemos revisar los desarrollos de terceros a los que se han concedido acceso a la cuenta. Aquí veremos nombres como Spotify (para poder compartir canciones directamente desde la plataforma), Instagram (para compartir fotografías), IFTTT o clientes alternativos para hacer uso de la red social, por mencionar algunos.

Es importante llevar control de estos accesos y si vemos algo extraño o bien ya no usamos algún servicio, revocar el permiso. Solo por si acaso.

Por ciertos, todo lo aquí mostrado fue realizado desde un navegador, evidentemente. Sin embargo, los mismos pasos se pueden aplicar desde las aplicaciones móviles de Twitter para reforzar la seguridad.

Regresar